Nuestra historia

Nuestro Colegio, fue fundado un 19 de Abril de 1954, noble obra impulsada por Don León Werner bajo el auspicio del Instituto Chileno Norteamericano, es por esta razón que en sus inicios el Osorno College tenía fuertes vínculos con EEUU, a través de diferentes contactos. En cuanto a infraestructura, la instalación que albergó a esta comunidad en sus primeros años se encontraba emplazada en Baquedano esquina Bulnes, “Casona” que fue demolida hace unos años atrás debido a las faenas del nuevo Puente de calle Bulnes.

El OC, desde su inicio ha sido un colegio particular pagado, siendo la primera directora la Sra. Emily De Perry, quien comenzó a elaborar su gestión con cincuenta estudiantes de kínder y primero de preparatoria, que como es de imaginarse no es el número ideal para financiar una obra educacional, por ende los primeros años del colegio no fueron fáciles, esta obra paso por varios momentos de fragilidad, aunque es por esta razón probablemente que se fue haciendo con el paso del tiempo una institución cada vez más sólida.

En relación a su énfasis inicial, y además del claro sello fundacional comentado antes, podemos señalar con certeza que el OC desde su origen siempre ha estado a la vanguardia y ha hecho suyo el lema: “visión de futuro” lema que fue divulgado en épocas anteriores, y que se refuerza por ejemplo con el hecho de que en su época inicial impulsó un inmenso desafío que beneficiaría a la comunidad osornina, nada más y nada menos, el de incorporar un colegio con énfasis en la enseñanza del idioma inglés para esta pequeña ciudad de sur de Chile, y sumado además un contexto histórico no muy favorable ya que estuvo acompañado de importantes crisis económicas durante el gobierno del Presidente Carlos Ibáñez Del Campo, por ende para concretar tan ambicioso anhelo se realizaron muchos esfuerzos que buscaban disminuir las brechas de implementación del proyecto, como por ejemplo el traer docentes desde la ciudad de Santiago, o también la certera compra ya en 1958 del actual sitio, gracias al deseo y financiamiento de Don León Werner.

El Osorno College siguió funcionando con muchas carencias materiales, no obstante seguía manteniéndose firme con su deseo de permanencia. Los primeros años van a estar matizados por dicha característica, años de complejidad pero del claro deseo de subsistencia.  Un acontecimiento que marcó un hito en la historia del colegio fue la renuncia al directorio de la corporación de Don Leon Werner, aquel filántropo que de manera desinteresada había instalado un proyecto educacional para nuestra ciudad y que ya llevaba casi 15 años de existencia, ya no estaba en el directorio, luego de esto parecía ser que la inseguridad y la desdicha habían llegado a la comunidad OC, sin el auxilio de Don León todo se hacía más confuso, pero otra vez la historia desmentiría un posible destino caótico.

Luego de avanzadas las décadas, y según el texto que conmemora los 50 años de nuestro colegio “Un Recorrido en el tiempo”, la Corporación Educacional Osorno College, entre los años 1972-1973 se declara abiertamente adherente a los ideales de la francmasonería, independiente siempre haya existido el sello del libre pensamiento y la práctica del laicismo, desde este momento ya era oficial.

La década de los ochenta, se va a caracterizar por la búsqueda de la estabilidad y el consolidamiento institucional, es así como se fue de a poco arraigando el nuevo directorio, y florecieron instancias institucionales como la primera piedra y posterior habilitación del edificio de Bilbao que aún pertenece a la corporación, la redacción del primer anuario o el nacimiento del grupo de guías y scouts de nuestro colegio, que acaba de cumplir 29 años de existencia.

Fue así como esta hermosa obra educacional se fue robusteciendo en el tiempo, y ya en el año 1992 se da inicio al cumplimiento del viejo sueño de nuestro fundador, “la construcción del colegio de Zenteno”, para que se comience a ocupar en marzo de 1997, y ya en el año 2002 todos los niveles del colegio convivan y fraternicen en las nuevas y actuales instalaciones, ya contábamos con alrededor de 1000 estudiantes repartidos en todos los niveles de enseñanza.

Desde la llegada al actual emplazamiento, Avenida Zenteno 2617, lo que se ha hecho es trabajar por la consolidación del proyecto educativo, se ha pasado por periodos de altos y bajos, pero nunca se ha perdido la brújula ni la dirección correcta, a través de diferentes directorios, administraciones y de cientos de funcionarios docentes y no docentes, esta obra ha seguido incólume en su transitar, y hoy aquella casa endeble y frágil de 1954, se ha transformado en uno de los colegios más grandes y tradicionales del sur de Chile, obteniendo muy buenos resultados académicos y ya viendo egresados de sus aulas a miles de estudiantes.

El actual PEI del colegio se comenzó a trabajar el 2010 y se terminó el año 2011, esto ha servido de horizonte para la actual administración que encabeza nuestro rector Gabriel Saldivia, para que los esfuerzos institucionales sean intencionados, cabe señalar que la creación e implementación del actual PEI fue desde la gestión estratégica de proyectos educativos, ya que luego de hacer participar a todos los estamentos que componen nuestra unidad educativa definimos los pilares fundamentales de desarrollo que tendría nuestra institución, rescatando por su puesto la base (el laicismo) y el sello e intención fundacional (el inglés), a estos dos pilares, y de acuerdo a lo recabado en las diferentes reuniones realizadas, y tomando en cuenta las nuevas tendencias educacionales, agregamos el deporte y la tecnología como ejes de trabajo docente y de gestión.

Fue de la manera señalada precedentemente, que se ha estado trabajando, sin dejar de lado por supuesto los demás sectores de aprendizaje. Cabe agregar que desde el año 2015, hicimos una última modificación estructural en nuestro proyecto educativo institucional, agregando en el marco teórico el nuevo programa “Orientación, formación ciudadana, y laicismo”, lo anterior viene a consolidar el pilar fundamental de nuestro proyecto “la práctica del laicismo”, y de una manera mucho más efectiva, que es implementando curricularmente la formación en esta área.

Del trabajo antes señalado también se obtuvo la nueva visión y misión institucional, así como los diferentes objetivos estratégicos que son los que han guiado el transitar de nuestro servicio. Es importante mencionar que toda nuestra comunidad educativa se identifica con esta dirección estratégica y la comparte, ya que entrando a este colegio se respira y se siente su proyecto, solo había que llevarlo al papel.

Durante los últimos años hemos sido coherentes con lo recién expuesto, y hemos estado a la vanguardia en diferentes practicas relacionadas con nuestro PEI, no solo a nivel regional sino que también nacional, en el desarrollo de los mencionados ejes, como por ejemplo: En tecnología, con la incorporación de diferentes estrategias como lo es desde el año pasado la incorporación de plataformas digitales al trabajo en las diferentes asignaturas, y desde este año el libro de clases digital; en deporte, aumentando la cobertura deportiva y los talleres en todos los niveles; en inglés, se comenzó con la certificación del 100% de los docentes en el nivel CAE, y evaluando al 100% de nuestros estudiantes de octavo, segundo medio y cuarto medio con las pruebas PET, KET y FCE respectivamente, esto nos permite tener una radiografía real del nivel de inglés de nuestros estudiantes en exámenes de carácter internacional como lo son los de Cambridge. Importante agregar en esta línea también, algo que probablemente marcará un antes y un después en la vida de nuestro colegio, la concreción del proyecto de gira a Inglaterra, luego de años de trabajo con el centro de padres, finalmente esta gira se llevara a cabo con los estudiantes de tercero medio desde enero del 2017, y gracias a un aporte triestamental solidario que permite la realización de tan ambiciosa idea.

Finalmente en lo que a laicismo respecta, ha sido algo que hemos ido consolidando paulatinamente, y ya el año pasado diseñamos el programa curricular que abarca de primero básico a segundo medio, y que se incorporó de manera formal a nuestro curriculum. Desde el presente año, importante ha sido en este aspecto, el trabajo hecho por el colegio dentro del Consejo de Rectores de Colegios Laicos Masónicos de Chile, a la cual pertenecemos desde su creación en el año 1995, instancia presidida por el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile.

Hay que tener la tranquilidad de que esta gran obra seguirá beneficiando a la comunidad Osornina y de sus alrededores, porque existe el compromiso de trabajar tal como se ha hecho desde sus inicios, con la convicción de lograr ese gran sueño inicial, que es el de traducir nuestro trabajo con los estudiantes en una sociedad más justa, libre e igualitaria.